Ventajas y desventajas de volver al trabajo

Se acerca el final de la licencia por maternidad y empiezan a preguntarse sobre tu retorno al trabajo. Será una decisión que deban tomar en pareja teniendo en cuenta qué es lo mejor para el bebé y para ustedes como papás.

Ventajas y desventajas de volver al trabajo

Algunas mamás tienen dudas a la hora de decidir sobre su retorno al trabajo. Cuando la reincorporación no es una absoluta necesidad por razones económicas, en general se encuentran divididas entre su deseo de proseguir con una carrera profesional que les brinda satisfacciones y los sentimientos de angustia y culpa por dejar a su bebé en otras manos durante varias horas al día.

Si estás en esta situación, la decisión no es fácil. Pero muchas mamás han pasado por esta misma duda y lo importante es evaluar bien las ventajas y desventajas de cada una de las opciones. Aquí te ofrecemos un esquema que tal vez te ayude a clarificar tus alternativas.

Ventajas de volver al trabajo

• Con tus ingresos podrás aportar a la economía familiar y podrán solventar con mayores recursos los gastos que genera la llegada de un bebé.
• Salir a trabajar implica estar en contacto con otros, pensar en otras cosas y volver a casa con más temas para charlar, siendo una buena forma de desconectarte por un rato de las cosas de la casa.
• Tener trabajo implica también tener cobertura médica. Este es un tema central en la crianza de un niño.
• Salir a trabajar implica regresar. Y cada vez que abras la puerta de tu casa una sonrisa enorme te estará esperando. El reencuentro con tu bebé es un momento de gran alegría. No olvides que lo que realmente importa es la calidad del tiempo que pasas con tu bebé.

Desventajas de volver al trabajo

• Tienes que dejar a tu bebé al cuidado de otra persona. Aunque sea personal muy bueno y amoroso no es lo mismo que tú lo cuides en persona.
• Pasas muchas horas fuera de tu casa y eso no te permite estar al tanto de cada detalle en el crecimiento de tu hijo. Quizás justo estés en el trabajo cuando tu bebé de su primer pasito o no le puedas dar el pecho con tanta frecuencia.
• Te queda poco tiempo para ocuparte de ti. Entre el trabajo, el bebé, la casa y tu pareja, estarás cansada. Son pocas las mujeres que en los primeros años logran también ir al gimnasio, a depilarse o a la peluquería. Es una etapa, hasta que los niños crecen y se vuelven un poco más independientes.
• La maternidad te va a presentar numerosas ocasiones donde tendrás que tomar decisiones como esta en cada etapa de la vida de tu niño. Lo importante es que sigas lo que piensas que es correcto, y si tú estás feliz podrás transmitirlo a tu familia.

comentarios