Semana 50: su comportamiento social

Es importante que el bebé reciba la atención de sus papás, pero no es buena la sobreprotección. Es importante que lo reten cuando es necesario y que lo incentiven para dearrollar sus habilidades sociales.

418_f2

Esto sí, esto no.

Tu hijo ya distingue lo que está bien y lo que está mal. Una forma rudimentaria de conciencia se empieza a desarrollar en él. De cualquier forma sigue haciendo berrinches y se enoja si lo retas.

En este mes empiezan a producirse cambios decisivos en el desarrollo del comportamiento social de tu bebé ¡No pierdas el control! Con sólo una expresión de insatisfacción por lo que hizo es suficiente. Si lo retas constantemente, el reto va a perder su importancia y le restará importancia.

Te sugerimos que no recurras a castigos físicos, por más pequeño que te parezca, tu bebé lo tomará como una agresión, como un rechazo hacia ella. Un tono de voz firme puede ser más eficaz ante una conducta inadecuada. Fortalecerá tu autoridad ante ella sin necesidad de recurrir a otros métodos.

Es muy importante la relación entre tu bebé y la persona que lo cuida, para su adaptación y valoración del mundo social. Cuida a tu hijo con calidez para adaptarlo al entorno, siendo flexible y apoyándolo en sus primeras interacciones.

A esta edad va a empezar a imitar todas las acciones que antes desconocía y también los comportamientos de la gente que lo rodea. Incluso los gestos corporales, como rascarse la cabeza o tocarse la nariz. Por hay que tener cuidado no sólo con lo que se dice sino también con los gestos que realizamos frente a él porque, sin darnos cuenta, nos estará observando constantemente, para aprender a comportarse socialmente.

Cuando sienta la presencia de algún desconocido notarás que comenzará a tener miedo. Aparece además la ansiedad de la separación. Lo que presenta dificultades para ti y para tu pequeño. Para que se acostumbre a la presencia de otras personas es conveniente visitar a familiares y amigos a menudo. De esta manera, se sentirá cómodo en otros lugares y con otras personas lo que te proporcionará un poco de tiempo libre.

Es lógico que quieras estar atenta a tu hijo todo el tiempo, pero en algún momento vas a necesitar tiempo para ti, para hacer algo que te guste o para compartir con tu pareja. Por eso es importante que puedas contar con parientes o amigos como cuidadores de tu bebé en tu ausencia. Si no tienes esa opción, es recomendable que a esta altura ya tengas 1 ó 2 niñeras de confianza para llamar cuando necesites hacer algo.

comentarios