Semana 16: Mamá y papá

El bebé necesita de mamá y papá, y ustedes precisan, no sólo el amor de su hijo, sino también seguir con sus relaciones sociales. Les dejamos recomendaciones al respecto, y algunos consejitos sobre “masajes para bebés”.

384_f2

La experiencia de compartir con otras mamás

Tu bebé es cada día más expresivo: se ríe cuando juega, puede vocalizar, manifestar alegría o enojo (sus expresiones son muy diferentes) y demuestra cansancio o sueño con bostezos, irritación o frotándose los ojos. El pequeño comienza poco a poco a comunicarse con su entorno manifestándose con su propio lenguaje.

Además de la socialización de tu bebé: ¿qué está pasando con la tuya? ¿Estás todo el día con él, hablando de él o con él? Por ahora tu pequeño sólo va a contestarte con gruñidos y no te vendría mal tener conversaciones adultas.

Existen varias opciones, por ejemplo, buscar amigas con hijos o familiares para compartir experiencias. Es una muy buena forma de aprender y relajarte cuando te das cuenta que otras mamás, al igual que tú, están pasando por la misma situación. Por ello, encontrarte con otras mamás te permitirá tener el placer de hacer nuevas amistades ampliando tu círculo social.
Por último, un consejo: no te olvides de las amistades y familiares que no están pasando por la maternidad. Cambiar un poco de tema es muy saludable.

Hacer ejercicio es una buena opción para cargar energía o dedicar un rato del día para ti a solas y, por ejemplo, tomar un buen baño de burbujas, leer, mirar una película, hablar por teléfono. Aunque parece algo menor, estas distracciones te ayudarán a disfrutar aún más de tu maternidad.

Papá presente

Los papás son muy importantes en el desarrollo y crecimiento de los bebés. Aunque por lo general son los primeros en volver al trabajo, esto no debería ser un impedimento para participar activamente en la vida del nuevo integrante de la familia. Los bebés observan a los adultos para aprender y no es sano que su único modelo sea la mamá.

Pueden compartir todas las tareas de cuidar y estimular a un bebé: cantando y hablando, bañándolos y acunándolos y enseñándoles a hablar con gestos, voces y juguetes. Nada los excluye, pueden llevar al bebé al médico o la guardería e incluso alimentarlos si ya toma tetero. Estas tareas compartidas son muy positivas y tu bebé lo agradecerá.

Relax para bebés

Estudios recientes han demostrado que los masajes son un muy buen estímulo para el desarrollo muscular de tu bebé. Puedes probar durante el día, cuando esté tranquilo pero no cansado, y si bajas las luces y pones música suave, será un momento de relajación para los dos.

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×