Semana 11: Estableciendo horarios

Muchos padres empiezan esta semana tratando de ordenar los horarios del bebé para que la vida familiar no sea un trastorno: lo mejor es ir de a poco y no presionarlo. También les dejamos algunos consejos para prevenir la muerte súbita.

379_f2

Estableciendo horarios

Vas a notar que a partir de esta etapa ellos mismos están más ordenados en sus actividades diarias. Sin embargo, una vez más, no existe una respuesta 100% correcta. Algunos creen que es mejor que crezca, se desarrolle y madure de acuerdo a sus propios tiempos mientras otros tratan de ordenarles el día más estrictamente.

Para algunos padres es importante que tengan un horario para levantarse, dormir, comer, pasear y jugar. En cambio, otros adaptan estas actividades de acuerdo a las demandas y tiempos del bebé. Como decíamos, no hay una respuesta correcta, depende de qué funcione mejor para ti y tu bebé.

Algunos bebés son más temperamentales. Si es el caso del tuyo te va a costar un poco ajustarlo a un horario (sobre todo si insistes con uno muy estricto). El resultado será más estrés para los dos. Otros bebés son más tranquilos y se adaptarán fácilmente. Es decir, el carácter de tu bebé cuenta.

Lo más recomendable es establecer rutinas de a poco. Observar atentamente como responde tu bebé a ellas. Por ejemplo, bañarlo siempre antes de comer o salir de paseo por las mañanas mientras aprovechas para hacer compras.

En relación a los horarios es apropiado establecer tiempos para jugar. Como mencionamos, tu bebé adquiere nuevas habilidades y desarrolla mejor los músculos de su cuerpo. Una forma de incentivar este desarrollo es dejarlo panza abajo, durante 15 minutos diarios aproximadamente (repartidos durante el día), para que estire los músculos de sus brazos, piernas, cuello y hombros. Este ejercicio diario promueve también el desarrollo de sus habilidades motoras, que ya vas a tener la oportunidad de ver, como gatear y darse vuelta. Algunos bebés se ponen molestos en esta posición, por lo que quizás deberías utilizar una almohada, tirarte tú con él en el piso o directamente dejarlo ejercitar sobre tu propia panza.

¿Cómo prevenir la muerte súbita?

Los papás y mamás debemos tomar algunas precauciones a la hora de dormir a nuestro bebé. En principio, ubicarlo panza abajo sólo por un rato. Nunca lo hagas por largos periodos de sueño ya que estarás acrecentando las posibilidades del Síndrome de Muerte Súbita. No hay una explicación médica acerca de las causas que provocan la muerte inesperada de bebés mientras duermen. Esto puede ocurrir entre las dos semanas y los 12 meses de un bebé. Aunque no se sabe por qué ocurre, hay algunas cosas que puedes hacer para evitar en lo posible esta situación:

• En primer lugar, tu bebé debe dormir boca arriba,
• Con la menor cantidad de sábanas o frazadas posible.
• Tiene que ser un lugar cómodo pero no excesivamente caluroso.
• Además, el cigarrillo es uno de los peores peligros para un bebé: no fumes en la casa ni dejes que otras personas lo hagan.

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×