Mitos y verdades del segundo parto

Muchas serán las cosas que habrás oído sobre las diferencias y semejanzas entre el primer y el segundo alumbramiento, y quizás algunas de ellas te inquieten por su grado o no de verdad.

Verdades sobre el segundo parto-2

¿Nacerá antes?

Hay quienes afirman que el segundo bebé inevitablemente nace en la misma semana que el primero, pero sin embargo esto no siempre es así. Los factores que influyen sobre el tiempo de gestación varían en cada embarazo, aunque sí es verdad que tras el primer parto (si fue por vía vaginal), es más improbable que el cuello del útero se mantenga cerrado hasta el fin de la gestación. Por ello, es posible que el segundo bebé nazca un poco antes.

¿Otra cesárea?

Otro gran interrogante es qué sucederá con el segundo parto si tuviste el primero por cesárea y quieres que éste sea vaginal. Anteriormente se afirmaba que si el primero había sido mediante la intervención quirúrgica, los siguientes debían continuar ese mismo método, pero ahora los profesionales y la experiencia de muchas mujeres afirman que no es así. Aunque hayas tenido a tu primer hijo por cesárea, el segundo puede nacer por vía vaginal; si tras ese alumbramiento no tuviste ninguna complicación y dejaste pasar el tiempo necesario entre una gestación y la otra, la cicatriz no representa ningún problema.

¿Trabajo de parto más corto o largo?

Una de las grandes ventajas del segundo parto es el camino que el cuerpo ha recorrido durante el primero: aunque este nacimiento también te demandará un esfuerzo, también es cierto que durará menos tiempo que el anterior.

Durante el segundo parto, la fase de expulsión es más breve, y el tiempo de trabajo de parto desde sus primeras manifestaciones hasta el alumbramiento mismo se reduce a la mitad.

¿Y la episiotomía?

Aunque no es una regla fija, sí es verdad que, si durante el primer parto fue necesario que te practicaran una episiotomía, en el segundo es menos probable que vuelva a suceder. La vulva se distiende mejor, y en la zona del periné habrá menos tirantez. Algunas estadísticas, por ejemplo, indican que mientras que se realiza en el 80-90% de los partos de primerizas, sólo es necesaria en el 50% de los segundos partos.


comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×