Lactancia artificial: preparando la leche del bebé

Alimentar a nuestro niño con biberón también tiene sus ventajas. Incluso, con la práctica, les resultará una tarea sencilla que, además de nutrir, fomentará el vínculo afectivo con el bebé.

353_f2

No importa la causa pero, si la alimentación de nuestro niño será a través del biberón, es clave que incorporen algunos fundamentos a la hora de prepararlo para prevenir, por ejemplo, cualquier trastorno digestivo.

Paso a paso

Antes de empezar, es clave que se laven las manos. Además, si la leche de fórmula infantil es en polvo tengan en cuenta los siguientes pasos al prepararla:

• Hervir el agua de 10 a 15 minutos
• Usar una biberón limpia y esterilizada
• Verter en el biberón el agua hervida y esperar que se entibie. Para una mejor disolución de la leche en polvo se recomienda una temperatura de entre 30°y 40°C
• Tomar la porción indicada de leche con una cuchara dosificadora sin comprimir el polvo
• Echar la leche en polvo dentro de la mamadera
• Tapar el biberón y agitarla hasta que desaparezcan los grumos y la mezcla sea homogénea

1, 2, 3, probando

Si la leche ya viene preparada conviene calentarla a baño maría o en un calienta biberones eléctrico. No es recomendable el uso del microondas porque las radiaciones calientan más algunos elementos de la leche que otros o incluso el biberón puede permanecer frío y la leche demasiada caliente por lo que puede quemar o irritar la boca del bebé. La mejor manera de probar la temperatura de la leche es vertiendo unas gotitas en la cara interior de la muñeca o en el dorso de la mano. Este paso también sirve para comprobar el flujo de leche. Lo ideal es que tenga una salida de dos a tres gotas por segundo ya que, si el agujero de la tetina es demasiado grande, puede ahogar al bebé.

Más que alimento

Alimentar al bebé con biberón puede ser una responsabilidad compartida en la pareja donde no sólo se busca aportar los nutrientes necesarios para el niño. Disfruten de un momento único, ideal para comunicarse con él y transmitirle afecto. Por eso, es importante que lo miren a los ojos, le canten o le hablen con voz suave para que fortalezcan el vínculo familiar.

comentarios