La habitación del bebé

Pasaron los primeros meses de vida y decidieron que es hora de que el bebé tenga su propia habitación. Todo lo que tienen que tener en cuenta para que la decoración infantil no afecte el sueño de tu hijo y sea un espacio seguro

La habitación de los niños es un espacio personal y allí pasarán varias horas al día.

La posibilidad de darle a tu bebé su propio dormitorio tiene dos ventajas principales:

• Favorece la independencia del niño
• Los padres recuperan su espacio.

Sin embargo, entre tantas opciones que hay para decorar espacios infantiles no debemos dejar de lado que la habitación será básicamente un lugar de descanso.

Por esta razón, lo ideal es que este ambiente sea:

• Cálido
• Estimulante
• Seguro
• Agradable
• Funcional

Sobre los colores

La decoración y los colores influyen directamente en el sueño de los niños. Una mala elección puede derivar en pesadillas nocturnas, sobre todo entre los dos y los cinco años de edad. Lo mejor, entonces, es optar por tonos pasteles.

Sobre la iluminación

Se recomienda utilizar una iluminación indirecta y suave para que ayude a conciliar el sueño del bebé y que, a su vez, no altere al pequeño cuando se despierte o requiera atención durante la noche. Un punto importante en la elección de los artefactos de luz es la seguridad.

No está indicado el uso de las lámparas de pie ya que se transforman en puntos de sujeción para los primeros pasos de los bebés. En caso de usar veladores, deben estar lejos del alcance de los niños y con el cable oculto. Hay que prever que las lámparas fijas, tanto de los apliques de pared como las colgantes del techo, no puedan ser alcanzadas si el niño se pone de pie tanto en la cama o sobre una silla.
Sobre los muebles infantiles

Es bueno contar con un sillón o mecedora para los primeros meses, ya sea para descansar, dormir o alimentar al bebé.

Con respecto a la cuna, cuando el bebé ya tenga un año de edad no olviden controlar la altura de los barrotes, ya que, si le llega al abdomen, el niño podría caerse.

Rincón de juego

Para cuando crezcan, dentro del dormitorio infantil se puede destinar un espacio para el juego. Lo recomendable es que los juguetes no invadan toda la habitación.

comentarios