Crecimiento y salud del bebé

Una de las señales de buena salud del bebé es su crecimiento. Los cambios en su altura y peso son importantes indicadores de la salud general del bebé. Esta es la razón por la que cuando es más chico, se lo pesa con mayor frecuencia. ¡Atención, papás!

523_f2

El poco crecimiento puede ser una señal de que su bebé está enfermo, o de que no se está alimentando correctamente. Aumentar de peso es una buena señal - un bebé que crece probablemente esté saludable.

Luego, porque el crecimiento de los bebés y los chicos pequeños tiende a ser más gradual, no es necesario pesarlos tan seguido. Sin embargo, generalmente se los pesa cuando son llevados para su control pediátrico de rutina.

Un bebé nacido a término pesa aproximadamente 3,5 kg. Alrededor del 95 por ciento de los bebés pesa entre 2,5 kg y 4,250 kg - y muchos bebés saludables pesan más, o menos que esto, sin que exista ningún tipo de problema.

Por lo general los bebés pierden peso en los primeros días - se considera que alrededor del 10 por ciento es normal. Es el resultado completamente normal de la pérdida de material fecal (meconio) y orina. Pueden esperar que su bebé recupere el mismo peso que tenía al nacer alrededor del décimo día de vida. A muchos bebés saludables puede llevarles más tiempo.

Los bebés aumentan de peso de manera irregular. Esto sucede particularmente con los lactantes. Con el tiempo, el aumento de peso es de un promedio de entre 150 y 200 gramos por semana, generalmente disminuyendo después de los tres meses de edad, y luego otra vez a partir de los seis. Por supuesto que hay veces en que el bebé tendrá un rápido crecimiento y aumentará de peso o crecerá más de lo usual.

comentarios